Aparcar el vehículo fuera de la plaza de garaje

Problemas frecuentes de las plazas de garaje de una Comunidad de Propietarios

Uno de los conflictos más habituales en las Comunidades Propietarios son los que surgen debido a las plazas de garaje del edificio. Lo primero que hay que aclarar es que aunque la plaza de aparcamiento es privativa, el resto del garaje y sus instalaciones son comunes. Esto implica que ningún propietario podrá usar los elementos comunes en perjuicio de la Comunidad ni de otro propietario, tal y como establece artículo 394 del Código Civil. Entre los problemas más frecuentes de las plazas de garaje de las Comunidades de Propietarios figuran los siguientes:

Ocupación de las zonas comunes

No se pueden colocar objetos en las zonas comunes. En muchos casos, algún propietario deja la bicicleta, la moto e, incluso, enseres en espacios comunes del garaje. Este tipo de actividades están totalmente prohibidas, puesto que supone un uso abusivo de los elementos comunes.

Aparcamiento fuera de los límites de la plaza de garaje

Los vehículos se deben aparcar dentro de los límites establecidos. No se puede invadir con el vehículo el espacio de otra plaza de garaje, ni impedir o dificultar el aparcamiento o el paso de los restantes propietarios.

Aparcamiento de coche y moto en la misma plaza de garaje

Dado que la Ley de Propiedad Horizontal no establece nada respecto a este tema, habrá que ver qué disponen los Estatutos de la Comunidad y la normativa municipal sobre la posibilidad de utilizar una plaza de garaje para aparcar dos vehículos. Aún cuando los Estatutos y las ordenanzas lo permitan es necesario que ninguno de los vehículos se salga del límite. Además, el propietario deberá contar con un seguro que cubra ambos vehículos por plaza, dado que de lo contrario en caso de siniestro el seguro reduciría el importe de los daños a cubrir.

Uso de la plaza de garaje como trastero

Las plazas de garaje deben usarse exclusivamente para aparcar vehículos a motor. Además, en caso de haber un siniestro el seguro no cubriría los daños de los enseres que se han dejado en la plaza de aparcamiento.

Aparcamiento del vehículo en la plaza de garaje de otro vecino

No se puede aparcar en la plaza de garaje de otro vecino aunque sepamos que no está o lo hagamos solo un momento. Para poder aparcar en otra plaza necesitamos el permiso expreso de su dueño dado que, de lo contrario, podríamos estar incurriendo en un delito al invadir una propiedad privada sin la debida autorización de su propietario.

¿Tienes algún problema de uso de las plazas de garaje en tu Comunidad? En G3 Fincas somos Administradores fincas profesionales y te ofrecemos asesoramiento completo para resolver cualquier conflicto en tu Comunidad de Propietarios. ¡Contacta con nosotros!

Comparte
Imagen por defecto
José Lorente Gutiérrez
Artículos: 46

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para obtener información estadística. Al hacer clic en el boton ACEPTAR, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad